Hablamos de...

Diferentes tipos de acné, diferentes tipos de piel grasa

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_focuson_default.jpg

El acné se manifiesta en forma de espinillas y granos. Puede ser de varios tipos. En todos los casos, para combatir el acné, es fundamental el uso de tratamientos seborreguladores.

Síntomas

Desde el acné comedoniano al acné inflamatorio

1.5 Le point sur #1_2_illu 1

Hay diferentes tipos de acné. Un exceso de sebo en la piel da lugar a que los poros se dilaten y los poros cutáneos tiendan a obstruirse. El poro se cierra y el sebo queda alojado en su interior, apareciendo los "comedones" (vulgarmente llamados espinillas y puntos negros): esto da lugar al acné comedoniano.  En este  ambiente carente de oxígeno, una bacteria normalmente presente en la piel (conocida como Propionibacterium acnes), puede proliferar y liberar sustancias inflamatorias que se extienden en esta zona y dan lugar a la aparición de lesiones inflamadas (erupciones, granos), produciéndose un acné inflamatorio. En los adolescentes pueden coexistir estas dos formas, denominándose acné polimorfo, que afecta casi al 60% de los pacientes con acné.

Orígenes

Acné: un problema con múltiples causas.

Algunos factores contribuyen a la aparición de las lesiones acnéicas. Normalmente se debe a las alteraciones hormonales (pubertad, síndrome premenstrual, embarazo, etc.) pero también estrés y fatiga, que pueden llevar a una sobreproducción de sebo y a la proliferación bacteriana. Cuando el sebo no puede salir con normalidad, los poros de la piel se bloquean. Entonces aparecen las espinillas y los granos.

Tratamientos

Para tratar el acné se necesita un tratamiento específico.

Para frenar el acné, la piel necesita un tratamiento específico y una rutina de tratamiento cosmético adaptada. Es muy importante seguir diariamente unas determinadas reglas:                                                                                                                                        

  • Limpiá diariamente la piel con productos formulados especialmente para la piel grasa.

  • Utilizá un producto de tratamiento todos los días. Esta es la verdadera clave para que el tratamiento dé resultado.

  • Utilizá productos diseñados para la piel grasa y maquillaje no comedogénico.

  • Protegé la piel del sol que, a pesar de la creencia general, es un falso amigo del acné.

  • No toques los granos, ya que se favorece la diseminación de las lesiones por todo el rostro.


Además de estas medidas cosméticas, el dermatólogo te va a prescribir un tratamiento específico en función de tu tipo de acné. No dudes en consultarle en el momento en que aparezcan los primeros síntomas, porque de ello depende el éxito del tratamiento.

  • Facebook
  • Pin

Recomendado para ti

Ver todos los artículos